Utiliza la Neurociencia. Sólo la emoción te hará cambiar, querer, comprar
Neurociencia, el cerebro, las emociones y la venta
abril 12, 2018
acciones para que tu página o blog convierta
¿Tu página no convierte? Aquí tienes algunas claves para cambiar eso
abril 19, 2018
Mostrar todos

¿Pensando en cambiar de logotipo? Claves para acertar con su diseño

un buen logotipo habla de tu negocio

Tener un buen logotipo significa ir mucho más allá de una imagen corporativa atractiva para tu cliente.

Cuando cuidas el branding estás diciendo a tu cliente que la comunicación es fundamental para ti. Estás yendo más allá y apostando por un marketing adaptado a los tiempos que corren. Estás yendo más allá de una simple imagen y aumentando la distancia con tu competencia.

¿Qué es un logotipo y por qué es importante cuidar tu imagen corporativa?

Quizá no sepas exactamente de qué estamos hablando cuando hacemos referencia a un logotipo. Se trata de un diseño compuesto por imágenes y/o letras que servirá para identificar a tu empresa, marca o proyecto.

Como todo en la vida, este tipo de signos gráficos también tienen una extensa historia
Si buceas entre las grandes marcas, comprobarás que a lo largo de las últimas décadas el diseño gráfico tiende hacia la simplificación. Mientras que en la década de los 80 y 90 se apostaba por una imagen sobrecargada que sumaba un diseño con las letras, desde el cambio de milenio habrás notado que los estilos son más refinados.

En nuestros días, una buena imagen corporativa suele integrar poco más que unas letras. Ni rastro del eslogan que algunas marcas de prestigio integraban: tu cliente quiere un mensaje claro y sencillo. Si echas un vistazo a empresas como Microsoft, Apple o Nike notarás que los colores también se han aligerado mucho. Un solo tono o, como mucho, dos. Lo que sea necesario con tal de lograr enviar un mensaje claro de lo que tu marca representa.

Es posible que te preguntes qué es lo que diferencia un buen logotipo de uno mal diseñado. A continuación repasaremos algunas claves, por si estás pensando en renovar tu imagen corporativa y quieres tomar una decisión basada en las experiencias que te proponemos.

¿Qué diferencia a los logotipos buenos de los malos? La clave está en el diseño gráfico

A la hora de plantear un cambio en el plan de marketing y comunicación, muchos directivos toman la decisión de delegar por completo en otro, sin aportar ideas al proceso. ¡Craso error!

Si de verdad quieres contar con un logotipo que te ponga por delante de tu competencia, habrás de ser consciente de algunas cosas. No necesitas ser un experto en marketing, no te preocupes. Pero sí es preciso que sepas por qué se hacen las cosas de una u otra forma. Aquí tienes algunas claves que te ayudarán:

  • Apuesta por una imagen actual: de nada sirve que cuentes con un diseñador de prestigio si el resultado parece salido de una película de los 80. Tu imagen debe ser coherente con los tiempos que corren. ¡No elijas opciones que resulten poco estéticas o rancias! A tus clientes tampoco les gustarán.
  • Mantén tus raíces: si ya tienes un logotipo que has usado durante años, no lo dejes atrás con tanta celeridad. Recuerda que quienes te conocen recuerdan tu marca actual. Así que, a no ser que esta sea realmente pobre, deberías mantener en tu nuevo diseño algo que evoque al anterior. Esa continuidad te proporcionará clase y te ayudará a perdurar.
  • Procura que sea práctico: tu diseño estará presente en multitud de soportes. Asegúrate de tenerlos presentes antes de tomar tu decisión final, ya que te evitará quebraderos de cabeza en el futuro.
  • Apuesta por la exclusividad: ¿páginas web con diseños rápidos que haces en dos minutos? ¡Nada de eso! El mundo pide exclusividad. Apuesta por algo que sea solo para ti.
  • Hazlo universal: tu diseño debería poder ser comprendido por cualquier persona en cualquier país. No te limites con ideas con demasiado arraigo cultural o frases locales.

Viendo esto, te preguntarás qué es lo que hace malo a un logotipo. Basta con no tener en cuenta los puntos anteriores o incumplir alguna de estas condiciones sobre diseño de logotipos

Hagas lo que hagas, ponte en manos de verdaderos profesionales.

crear un logotipo no es copiar de google

¿Cuánto me va a costar un logotipo? Un branding a tu medida

Contra la creencia habitual, un logotipo no es caro. Al menos, no si lo consideras como parte fundamental de tu plan de comunicación y marketing. Si estás pensando en gastarte menos de 50 euros, lo normal es que acabes en manos de una página de diseños genéricos. Recuerda que esto te pondrá por detrás de tu competencia.

Una buena imagen corporativa, con una guía de uso, diseños alternativos y vectores para diferentes usos, además de libro de estilos, podría costarte entre 800 y 1500 euros. Como es lógico, cuanto más prestigioso y creativo sea el diseñador más aumentará esa cifra. Recuerda que todo suma, y que un trabajo de alguien con visibilidad puede contribuir a hacer más visible tu marca.

En cuanto a tendencias para este 2018, seguiremos viendo diseños orientados a la simplificación. Un aspecto simple y minimalista que tu cliente pueda recordar con facilidad. El apilamiento de letras o el estilo de escudo de armas circular aportan un punto interesante de solvencia y credibilidad que muchas marcas elegirán.

La relación del logotipo y el branding

​A modo de conclusión, te dejamos una última idea sobre comunicación: el diseño que elijas guardará una estrecha relación con lo que tu marca transmita. Cuando tu cliente vea tu signo de identidad, no solo se quedará con lo superficial, sino que en su mente se formarán ideas más profundas que una imagen.

Además, has de considerar que ese mensaje acompaña al que envía tu marca en todas sus facetas. Desde el packaging de un producto hasta la forma de expresarse en redes sociales: todo suma. El branding de tu empresa es un todo conformado por muchas partes, de las que la imagen es una pieza fundamental.

Por este motivo, cuida el branding mediante un logotipo de calidad. Si tu estrategia de marketing pasa por transmitir modernidad, honestidad y solvencia, asegúrate de que el diseño que representa a tu marca refuerza esa idea. En muchas ocasiones vemos empresas cuyo mensaje de marca y signo de identidad no coinciden, lo que resta potencia a su mensaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *